ACCESOS

La granja escuela es una oportunidad única para que los niños y niñas descubran el lado más noble de la naturaleza. Entrar en contacto con la vida del campo y los entresijos del mundo rural es para ellos y ellas una experiencia que nunca olvidarán. ¿Sabes todo lo que pueden aprender en una visita?
A todos los niños y niñas les encantan los animales y ver todo un nuevo espacio con el que puedan interactuar, sobre todo si esa excusa les sirve para salir de clase. Pero lo cierto es que una granja escuela va aún más allá.

Visita a la granja escuela: Por qué elegir esta excursión para los niños y niñas

Hoy en día todos estamos demasiado ajetreados en nuestra vida cotidiana como para detenernos en los pequeños detalles. A veces incluso nos resulta complicado dar respuesta a todas las preguntas que hacen los peques en esa etapa en la que empiezan a descubrirlo todo, con ojos curiosos y espíritu inquieto.
A menudo el estilo de vida en la ciudad conlleva que los niños y las niñas presenten carencias de conocimiento en lo que para nuestras antiguas generaciones era el pan de cada día, nunca mejor dicho. Por ejemplo, no conocer de dónde procede la leche, los embutidos o cómo se recolectan las verduras que consumen día a día. Es por esto que los beneficios de visitar una granja escuela son muy numerosos.
De esta forma, los niños y las niñas aprenden un sin fin de cosas nuevas mediante un método más efectivo; desde entrar en contacto con animales de granja hasta averiguar cómo cuidar de un huerto.

El aprendizaje por descubrimiento en la granja escuela

La granja escuela se convierte, así, en un aula de aprendizaje, pero no una convencional. Una actividad extraescolar de este carácter permite lo que se llama el aprendizaje por descubrimiento a través del contacto directo con los animales y las plantas. Y es que el contacto con la naturaleza incide directamente en el desarrollo de las conexiones neuronales en el cerebro, favoreciendo el desarrollo intelectual. Es decir, aprenden de la experiencia de forma activa al aplicar un método educativo directo, distinto al que normalmente están acostumbrados en la escuela.
Con este tipo de actividades se refuerzan aprendizajes previos de tipo didáctico, pedagógico y social, y, por otra parte, se revelan conceptos que podrán relacionar y reordenar en su propio esquema cognitivo. Todo ello les lleva a valorar el entorno rural de una forma mucho más especial, algo que se podrá ver reflejado en su vida cotidiana después de la visita.

Todo lo que los niños y niñas pueden aprender en una granja escuela

Así pues, esto es todo lo que pueden aprender los niños y las niñas de diversas edades con una sola visita a la granja escuela:

  • Valoran los beneficios que nos aportan los animales, entendiendo su comportamiento y cómo los seres humanos los necesitamos para sobrevivir.
  • Aprenden a cuidar, alimentar y cepillar a algunos animales de granja: caballos, ovejas, cabras, cerdos vietnamitas, faisanes, perros mastines…
  • Reconocen profesiones relacionadas con los animales y los cultivos hortofrutícolas
  • Diferencian el tipo de animales por su alimentación, así como reconocen las características diferenciadoras de cada uno de ellos.
  • Agricultura y jardinería: Verán cómo se cultiva un huerto, conociendo las principales herramientas de labranza y comprendiendo los ciclos naturales de cada producto.
  • Aprenden valores que favorecen la mejora de sus habilidades sociales. Al salir de su entorno más cercano, mejoran su comunicación para hacerse entender, comprendiendo porqué es importante el trabajo en equipo y la convivencia basada en el respeto, el compañerismo, la escucha y el entendimiento.
  • De dónde proceden algunos de los alimentos que más consumen en su día a día. Así, conocen cómo es el proceso más básico de elaboración al desarrollar algunas de las diversas actividades que pueden hacer en una granja escuela. Por ejemplo: cómo se hace el queso después del proceso de cuajado o amasar el pan.
  • Ecología y reciclaje: En muchas visitas a la granja escuela también se refuerza la importancia de los productos ecológicos y por qué se debe respetar al medioambiente mediante el reciclaje.

Actividades que se pueden hacer en una granja escuela

¿A través de qué actividades podemos ofrecer todos los beneficios mencionados? En realidad, la respuesta depende del tipo de granja escuela a la que acudamos, del tipo de programa educativo que elijamos y, evidentemente, de la edad del grupo. Los alumnos de Educación Infantil y Primaria cuentan con muchas opciones.
Desde auca recogemos algunas de las mejores actividades que se pueden hacer:

  • Descubrimiento de animales: Podrán ver cabras, conejos, ponis, burros, vacas, gallinas, ovejas, cerditos… Lo ideal es que el monitor o monitora pueda hablarles de cada uno de ellos y que haya un momento de interacción con los animales, con sus crías. Además, pueden ayudar con las actividades más básicas de cuidado y mantenimiento: ordeñar una vaca, recoger huevos de gallinas, la obtención del cuajo de la leche para hacer quesos, etc.
  • Clases optativas de equitación, una actividad que la mayoría de niños y niñas no están acostumbrados a practicar y que suele gustar mucho.
  • Actividades relacionadas con la labranza del huerto. Los pequeños podrán comprender cómo es el crecimiento de las verduras y hortalizas, ver qué partes son las comestibles, etc.
  • Taller de panadería para aprender a elaborar pan, magdalenas o algún tipo de bollería, de la forma más natural.
  • Taller de artesanía, para realizar jabones, velas o ambientadores.
  • Vivero: Se parten conocimientos en relación a las plantas que más conviene cuidar, se enseña a regalarlas y a diferenciar algunas de las más destacadas en la zona.
  • Práctica de orientación: Como estaremos en plena naturaleza, también puede ser una buena ocasión para dar a los menores pautas de orientación. Muchos monitores y monitoras elaboran un itinerario para que los niños y las niñas puedan poner en práctica los conocimientos adquiridos, reconociendo árboles y otras plantas autóctonas.

Independientemente de la edad del grupo, los menores potencian su autonomía personal. Al tomar la iniciativa en las actividades y talleres que realizan en la granja escuela y hacer cosas por sí mismos, los niños y las niñas ganan seguridad e independencia.
Conoce todos los tipos de actividades extraescolares que puede ofrecerte auca y descubre el lado divertido de la educación.

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Spotify
Consent to display content from Spotify
Sound Cloud
Consent to display content from Sound
ACCESOS